Como pintar correctamente el suelo de tu casa

Como pintar correctamente el suelo de tu casa

Pintar el suelo de casa se ha convertido en una alternativa sencilla y económica para renovar su aspecto y además, estar a la moda. Pintar es tendencia y hay mil y unas cosas que se pueden hacer. Si eres un manitas y te atreves, vamos a explicarte cómo hacerlo de la correctamente para que consigas un resultado de infarto.

Pasos para pintar el suelo

Lo primero que queremos contarte es que cualquier tipo de suelo se puede pintar sin importar si es del garaje o de la cocina. Si bien es cierto que, algunos tipos de suelos, pueden necesitar un tratamiento especial para abrir los poros y que penetre bien la pintura. Para saber esto, lo mejor es siempre consultar a profesionales que nos aseguren que podremos obtener buenos resultados.

¿Qué pintura elegir?

No hay duda de que este es un primer paso muy importante antes de ponerte a pintar un suelo. Hay que tomar en cuenta el uso, la actividad y el tipo de suelo para decidirlo. Estas son las opciones:

  • Acrílica. Se diluye con agua y la ventaja es que secan muy rápido. Es la más adecuada para pintar el garaje, o alguna zona que esté terminada en cemento o asfalto. Cabe destacar que los materiales que utilicemos para este tipo de pintura deberán lavarse solo con agua.
  • Sintética. Esta pintura se diluye con aguarrás, y por tanto, los materiales que usemos se limpiarán con lo mismo. Se indica para superficies asfaltadas como las que encontramos en almacenes y naves industriales. Se necesitan unas seis horas de secado y esperar 24 horas entre capa y capa.
  • Resinas bicomponentes. Se mezclan con endurecedores al momento de usarlo. Las que llevan epoxi son las mejores para interior y las de poliuretano para exterior.

Cómo hacerlo

Ahora que tienes claro la pintura que necesitas, vamos a entrar en materia. ¿Cómo se pinta el suelo?

  • Prepara el suelo. Dependiendo del material se hace de una manera u otra. Por ejemplo, en suelos de madera aspiramos y fregamos con agua y vinagre. En los de hormigón, usaremos un fregasuelos y un cepillo de cerdas duras para eliminar cualquier resto de suciedad. En los de barro o asfalto, aspiraremos y fregaremos como lo hacemos normalmente. Y en los suelos no porosos, después de aspirar, limpiaremos con acetona.
  • Pondremos la cinta de carrocero en aquellas zonas a las que no queremos que llegue la pintura.
  • En suelos de madera y cemento necesitaremos una imprimación primero para que agarre bien la pintura.
  • Mezclaremos bien la pintura y comenzaremos a pintar con rodillo. Puedes hacer antes los bordes si el rodillo no llega bien.

Parece una tarea sencilla pero en realidad no lo es. Como dijimos al principio, tienes que ser manitas. Y ya sabes que si no te atreves, lo mejor es siempre contar con la experiencia de profesionales que se dedican a ello. ¡Consúltanos y pide presupuesto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *