Psicología del color

Psicología del color

La psicología del color se basa en como nuestras sensaciones varían en función del color que predomina en una habitación. En estas sensaciones se basa la cromoterapia para mejorar nuestros estados psicológicos.

Si por ejemplo estamos en una habitación rosa tendemos a sentir paz, si pasamos a una habitación roja nos sentiremos más agitados.

Cuando conocemos la psicología del color también descubrimos cómo influye el tono de las paredes en nuestro estado de ánimo, y al final en todo el transcurso de nuestra vida. Por ello queremos contarte cómo afectan los diferentes colores a tus emociones, para elegirlos en función del estado interior que quieres conseguir.

La psicología del color

Amarillo y naranja

Cuando pintamos las paredes de amarillo y naranja transmitimos armonía y una sensación acogedora, estos colores consiguen que nos sintamos resguardados en una habitación por eso suelen emplearse en los salones de las casas.

Es habitual que al pintar las paredes del salón de amarillo y naranja los invitados sean propensos a quedarse más rato, e incluso pueden llegar a decirnos que se sienten muy cómodos en nuestro hogar.

Pintar el dormitorio de matrimonio con tonos naranjas también invita a la relajación, y nos ayuda a sentirnos más cómodos en la estancia y con nuestra pareja.

Azul

Los tonos azulados potencian la creatividad y la concentración, son el color más indicado para lugares de estudio o talleres de arte, ya que ponen nuestra cabecita a trabajar pero de una manera en que nos sentimos cómodos. El azul relaja y estimula el intelecto.

Malva

El color malva invita a la serenidad y al relax, es un color muy indicado cuando somos personas muy nerviosas o tenemos hijos muy activos, ya que consigue que seamos más proclives al descanso. Este tono está muy indicado para el salón, siempre que seamos personas muy activas y para la habitación de los niños, si son demasiado nerviosos el color malva puede ayudarles a que se duerman antes y mejor.

Verde

El verde nos evoca tranquilidad pues nos recuerda de forma inconsciente a la naturaleza, es un color indicado para todo tipo de habitaciones y combina a la perfección con los tonos madera y las plantas de interior. Es un color que transmite tranquilidad y es perfecto para las estancias frecuentadas por personas mayores.

Blanco

El Blanco aporta luminosidad a una habitación y el efecto óptico de que es más grande, es muy utilizado en el diseño minimalista porque evita al máximo las distracciones. Ideal para el salón de personas muy ocupadas y para el dormitorio de los adultos.

No obstante, no se recomienda en habitaciones infantiles, pues sus mentes en desarrollo necesitan colores más llamativos. Si la habitación de tus hijos está pintada de blanco considera añadir detalles divertidos como puntos de colores o dibujos estratégicos en las paredes.

Conocer la psicología del color te ayuda a sentirte mejor en tu propia casa, una vez que descubres las sensaciones que transmite cada uno puedes hacer una mejor distribución del tono de las paredes. Recuerda que en Delarosaserveis.com somos pintores profesionales en Catalunya y podemos ayudarte a dar un nuevo y renovado color a cualquier estancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *