Pasos a seguir antes de pintar las paredes

Pasos a seguir antes de pintar las paredes

Todos hemos pensado en algún momento en pintar nosotros mismos las paredes de nuestra casa o local. Quizá no nos hemos atrevido porque no somos profesionales, y no hemos sabido todos los pasos previos a dar la primera capa de pintura.

En otras ocasiones, nos ha dado pereza porque hemos querido aplicar pintura directamente y no hemos tenido la paciencia suficiente de llevar a cabo antes determinadas técnicas para conseguir unos resultados más impresionantes.

Hoy te explicamos en cuatro fáciles pasos cómo preparar y limpiar una pared antes de pintarla.

Los primeros pasos que te vamos a exponer consideran que la pared tiene ya capas anteriores de pintura. Si está sin pintar, y la pared está totalmente virgen, puedes seguir los últimos pasos.

Al finalizarlos, las paredes estarán en su momento más óptimo para ser pintadas en el tono que se desee y con el producto de calidad elegido.

Retirar la pintura vieja de las paredes

El primer paso antes de aplicar la nueva capa de pintura es quitar los restos de pintura vieja con una espátula. Es importante que tengas mucho cuidado o se podrá agrietar la pared. Con una lija pequeña puedes suavizar y equilibrar los bordes.

Deberás también limpiar la pared a conciencia, eliminando el moho antes de que florezca y ocasione graves problemas. Fíjate bien en que el moho suele surgir en las paredes de ambientes húmedos donde no corre el aire. Elimínalo frotándolo con un paño húmedo con lejía o lavandina. Antes de pintar, la superficie tiene que estar totalmente seca.

Arreglar grietas, huecos y desconchones de las paredes

Las paredes no suelen ser superficies totalmente lisas, sin desperfectos. Siempre hay pequeños agujeros y marcas que se pueden notar mucho si pones por encima una capa de pintura nueva. Lo ideal antes de renovar tus paredes es que uses masilla o enduido plástico y arregles las grietas, huecos y otras imperfecciones visibles con una espátula. Retira el material que sobre y lija para nivelar después de que se seque.

Lijar y limpiar las paredes

Lija la pared si tiene manos de pintura anteriores. Pero no lijes paredes de yeso, pues en este caso ya están aptas para pintarse. Además, con un cepillo o escoba primero, y con un trapo suave y seco después, deberás quitar el polvo concienzudamente, para que la pintura posterior se adhiera totalmente y tenga un acabado profesional.

Fijar y sellar las paredes antes de pintar

Aplicar fijador o sellador en la pared hará que esta absorba menos pintura, extendiéndose de manera más óptima sobre el color previo y no desperdiciando producto. Este es un paso requerido en el caso de que estés pintando una pared nueva o ha pasado mucho tiempo desde la última vez que fue pintada. El producto sellador se aprovecha de manera similar a la pintura, con un pincel y rodillo, y mezclado con agua según indiquen las instrucciones del envase. Déjalo secar durante las horas indicadas antes de pintar con el color definitivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *