Como quitar la humedad de las paredes con pintura

Como quitar la humedad de las paredes con pintura

Las humedades son comunes especialmente en invierno, en casas de planta baja pero también en pisos con más altura. Este problema no es solo un mal estético sino que puede ocasionarnos problemas de salud como mala respiración e incluso asma.

Es por ello que, en el momento que vemos aparecer manchas de humedad en casa, debemos hacer algo por solucionarlo. Es cierto que necesitamos pintar para reparar el feo estético que estas manchas han causado, pero antes de eso, debemos eliminar la raíz causante de la humedad. ¿Cómo hacerlo?

No vamos a negar que las manchas de humedad son un problema de difícil solución, para lo que, en muchos casos, se hace necesario contar con la ayuda de profesionales. No obstante, con estos consejos prácticos, podrás hacerlos por ti mismo. ¿Te animas a probar?

Eliminar la raíz

Las humedades no pueden eliminarse si no atacamos a la raíz del problema. Solo pintar encima no es suficiente, necesitamos reconocer la causa del problema y atajarla. Lo más habitual son las grietas o las fisuras que permiten la filtración de agua. Si estas son pequeñas provocarán humedad, pero las más grandes pueden dar lugar a las temidas goteras.

Cuando la pared en la que se ve la humedad está en el interior de nuestra casa, probablemente sea una fuga de alguna tubería, por lo que primero se debe reparar esa fuga antes de proceder al tratamiento de la humedad.

Otro problema que puede dar lugar a la humedad es una mala ventilación en habitaciones en las que se genera mucha humedad como podrían ser los baños o la cocina. Es necesario abrir las ventanas siempre que podamos y el máximo tiempo posible, así como hacer uso de aparatos electrónicos que ayuden a reducir la humedad en la habitación como un deshumificador por ejemplo.

Decapar y lijar

Una vez determinada la causa, llega el momento de atacar a la mancha. Para ello, primero decaparemos o lo que es lo mismo, usaremos un limpiador de moho, si la mancha es superficial. Si es más profunda, posiblemente tengamos que picar un poco la zona para luego reparar.

No obstante, si no hay mucha profundidad, aplicaremos un limpiador, eliminaremos la mancha, dejaremos secar un poco o nos ayudaremos con un secador de pelo de aire caliente para acelerar el proceso. Tras esto, rasparemos la suciedad y procederemos a pintar con una pintura especial antihumedad, como la que puedes encontrar en tiendas profesionales.

Hay que tener en cuenta que hay ciertos tipos de materiales y superficies que soportan mucho mejor la humedad que otros, por lo que sería conveniente analizarlos y pensar si podemos contar con ellos en zonas como armarios u otros muebles. Se trata del papel vinílico o plastificado que además, se limpia fácilmente con un paño húmedo.

Estos son los pasos a seguir para evitar y eliminar humedades, pero si no te ves capaz e hacerlo por ti mismo, ya sabes que puedes contar siempre con nuestros servicios. Llámanos y hablemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *