De qué color pintar una casa en zona urbana o rural

De qué color pintar una casa en zona urbana o rural

¿Vives en una zona urbana o rural? ¿Te has fijado en que los colores que predominan en ambos ambientes son muy distintos en uno que en otro? Cuando pensamos en la casa de nuestros sueños, tenemos que pensar en el entorno en el que está. Con una buena combinación de colores, la fachada de tu casa puede ser llamativa y marcar la diferencia respecto a los demás edificios.

En De La Rosa Serveis te vamos a dar unos consejos para revitalizar la imagen exterior de tu casa de acuerdo a tu estilo propio y al lugar en el que esta se encuentra.

Colores en zona urbana o rural

Muchas personas no se dan cuenta de que dependiendo de si estamos en el campo o en la ciudad será importante elegir unos colores u otros, porque causarán distintos tipos de impacto. Por ejemplo, en las urbes, será recomendable elegir tonos menos llamativos, que den un aire más minimalista y lujoso a la fachada de nuestra casa. En los espacios naturales, en cambio, se puede elegir una paleta de colores mucho más chillona para contrastar con la suavidad del entorno campestre.

De qué color pintar una casa en la ciudad

La fachada de tu edificio en la gran ciudad debe destacar por transmitir paz y armonía en medio de la jungla urbana y el ruido y la contaminación de los coches. El gris, el beis, el marrón y el azul van de la mano, además, con una actitud sincera y recta por la vida. Estos colores sugieren que en este hogar se disfruta de un pequeño paraíso alejado del bullicio y el mundanal ruido. De esta forma, te sentirás maravillosamente bien descansando aquí después de los atascos y el estrés del trabajo.

Tampoco es necesario que tu fachada entera sea unicolor, pues puedes añadir tonos blancos brillantes en pequeños detalles como los marcos de ventanas y puertas. ¡Acertarás seguro!

De qué color pintar una casa en el campo

El espacio rural es totalmente distinto al espacio urbano. Hay varias opciones. Puedes, como hemos expuesto anteriormente, pintar las fachadas de tu edificio con colores chillones, que contrasten, o también puedes decantarte por una paleta tonal que se disimule con el entorno boscoso, si te encuentras en un lugar alejado y prefieres que no te molesten. Azules, rojos y naranjas triunfan en ambientes naturales, y transmiten entusiasmo y aventura.

Por otra parte, todos los tonos tierra y amarillos transmiten una calidez capaz de dar la bienvenida y atraer a cualquier persona, que quedan bien en las portadas de cualquier revista de viajes.

Si tu casa rural es tu pequeño refugio de ermitaño, te recomendamos colores marrones, grises, beis suaves y blancos, pues la fundirán con la naturaleza y te harán sentir un aislamiento encantador de la civilización.

Por último, ya estés en una zona urbana o en una zona rural, en De La Rosa Serveis te aconsejamos utilizar pintura mineral, mucho más ecológica y menos dañina con el ecosistema y el planeta tierra, nuestro verdadero hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *