¿Cómo hacer un estucado veneciano?

¿Cómo hacer un estucado veneciano?

El estucado veneciano fue tendencia hace décadas y otra vez ha vuelto en su versión más clásica para dar un toque exclusivo a las paredes de tu casa. ¿Te has planteado hacer uno? ¿Te gustaría saber por dónde empezar?

¿Qué es el estuco veneciano?

Es una técnica muy antigua que usaban los maestros del renacimiento en Venecia (de ahí su nombre). Este método trata de pintar y decorar las paredes de modo que imiten al mármol y otorguen un efecto visual más sofisticado y glamuroso.

Se compone de cal natural y polvo de mármol que se aplica en la pared para que aparezcan esas vetas características de esta forma de decoración.

Cómo hacer el estuco veneciano

Para comenzar con nuestro estuco vamos a hacernos con cinta de carrocero, una espátula y una llana. Y después:

  • Limpiar la pared. Hay que asegurarse que la pared en la que vamos a aplicar el estuco no tiene polvo ni imperfecciones que rompan el diseño. Tapa con masilla lo que encuentres y sacude la pared con un trapo para eliminar restos. Si hay algo más incrustado puedes quitarlo con un pincel
  • Tras tener las paredes listas, pasamos a mezclar el estuco con el tinte que queremos en la pared. Removemos bien para conseguir el color que queramos. Agrega más tinte si es más oscuro o más estuco si te has pasado con el tinte.
  • Una vez hecho esto, aplicamos la primera capa con la llana de manera uniforme. Esperamos el tiempo de secado recomendado por el fabricante.
  • Si vemos alguna imperfección cuando la primera capa de estuco se haya secado, lijaremos o la quitaremos con una espátula.
  • Aplicamos una segunda capa de la misma forma y dejamos secar un día. Habrá que quitar imperfecciones de nuevo y aplicar la última capa, la más complicada.
  • Una vez que hayamos acabado con la tercera capa, de manera irregular y dejando huecos, aplicamos una cera que será la que haga el efecto mármol que queremos conseguir.

Cómo cuidar y mantener el estuco veneciano

Aunque no es de difícil mantenimiento, para mantener el brillo necesitará cuidados un tanto más especiales que los de las paredes normales. Lo recomendable es que se limpien las paredes cada año con una mezcla de agua y desengrasante para quitar todas las impurezas y la suciedad. Luego, aplicamos una capa de cera nuevamente y quedará como nueva.

No obstante, el estuco veneciano tiene una vida más larga que una pintura normal y, por tanto, es una buena elección para tener siempre las paredes impolutas.

Este estilo siempre ha sido símbolo de lujo y glamur. ¿Te gustaría tenerlo en casa? Si no te ves capaz de hacerlo por ti mismo, te animamos a pedirnos un presupuesto personalizado y nosotros lo haremos por ti. Consúltanos y en menos de lo que esperas, tendrás un estilo lleno de lujo en tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *